PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES
 
gallery/dscn0758

DIÓCESIS DE LA DORADA GUADUAS

PENSILVANIA CALDAS

gallery/dscn0617

NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

MEMORIA LITURGICA 15 DE SEPTIEMBRE

Oh María, madre de Jesucristo y madre nuestra, tú que estas junto a nuestras cruces como permaciste junto a la de Jesús, sostén nuestra fe, para que aunque estemos inmersos de dolor, mantengamos la mirada fija en el rostro de Cristo en quien durante el sufrimiento extremo de la cruz se manifestó el amor inmenso de Dios.

Madre de nuestra esperanza, dadnos tus ojos para ver mas allá del sufrimiento y de la muerte, la luz de la resurrección.

Danos un corazón sensible para seguir amando y sirviendo tambien en medio de las pruebas. Oh María Madre, Virgen de los dolores, ruega por nosotros para que cuando el dolor nos visite logremos decir:

"hágase tu voluntad" 

Así sea.

Santísima Virgen de los Dolores, ruega por nosotros.

Amén.

Nuestra Señora de los Dolores, te presento todas mi necesidades, angustias, tristezas, miserias y sufrimientos.

Oh Madre de los dolores y reina de los mártires, que tanto sufriste al ver a tu Hijo flagelado, escarnecido y muerto para salvarme, acoge mis plegarias.

Madre amable, concédeme una verdadera contrición de mis pecados y un sincero cambio de vida.

Nuestra Señora de los Dolores, que estuviste presente en el calvario de Nuestro Señor Jesucristo, permanece también presente en mis calvarios. Te suplico esta gracia de la que tanto necesito:

(Haz tu petición)

Por piedad, oh abogada de los pecadores, no dejes de amparar mi alma en aflicción y en el combate espiritual que estoy atravesando en todo momento.

Nuestra Señora de los Dolores, cuando los dolores y los sufrimientos lleguen, no me dejes que me desanime.

Madre de los dolores, envuélveme en tu sagrado manto y ayúdame a pasar por el valle de lágrimas.

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, ¡Dios te salve! A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea pues, señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos, y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María.

Permanece con nosotros y danos tu auxilio, para que podamos convertir las luchas en victorias, y los dolores en alegrías.

Ruega por nosotros, oh Madre, porque no eres sólo la Madre de los dolores, sino también la Señora de todas las gracias.

Nuestra Señora de los Dolores, fortaléceme en los sufrimientos de la vida.  Amén.

ORACIÓN A NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

¿Estás pasando por algún sufrimiento fuerte?

Encomiendate a Nuestra Señora de los Dolores:

gallery/dscn0991